Seguidores

martes, 14 de mayo de 2013

Sobre la originalidad


Soy de esas personas que piensan que todo está creado... Que todo ya existe. Es muy difícil inventar algo sobre lo cual no se haya escrito ya. Obviamente, como cualquier otra escritora, quiero que mis historias sean originales; únicas. Antes, ese deseo se convertía en un dolor de cabeza porque muchas veces me ha pasado que lo que quería hacer ya había sido escrito por alguien más. Lo primero que pensaba era: "Me robaron la idea! ¿Y ahora qué hago"?


Ahora ya no me importa mucho si lo que quiero escribir existe. De hecho, me di cuenta de que, probablemente, sea así. Lo importante es agregar el sello personal a todo lo que hagamos. Encontrarle otra vuelta de tuerca a la idea (tal vez, cambiar la perspectiva desde la cual la vemos); hallar un elemento extra y agregarlo a la historia para que surja algo completamente nuevo... Único. Entonces tendremos algo original. 

Quizás lo que se nos ocurra ya haya sido escrito (incluso puede que existan numerosas versiones de lo mismo), pero nunca será igual si tenemos un estilo propio. La originalidad no solo aparece en el tema sobre el cual queremos escribir, sino también en nuestro modo de expresarnos, en nuestros personajes, en el ambiente que creamos y en lo que transmitimos. En fin, en el resultado final: la obra. 

Sé que es difícil, pero ni imposible. Por ejemplo, yo quería escribir una novela de vampiros. Pero hay tantas de estas historias en el mercado, que mi deseo de ser original era solo eso. Un deseo prácticamente inalcanzable. Es más, yo tenía armada una trama (desde hacía mucho) pero un día descubrí horrorizada que había una novela exactamente igual. Eso me frustró, y tardé años en crear una historia que fuera aceptable para mí. Finalmente escribí DHAMPYR. Ya voy por el tercer libro y estoy muy satisfecha con el resultado. 

El miedo de no ser original está presente en todos los escritores. También el miedo de ser plagiado. Pero debemos superarlos y escribir, sin que nos importen las críticas; escribir sobre lo que nos gusta, sin rompernos la cabeza tratando de inventar lo nunca jamás visto. Y leer. Leer mucho, pero también ver películas, series y todo lo que nos enriquezca para absorber las ideas que podamos. 

Para mí, la originalidad consiste en tomar esas ideas y desarrollarlas  de otra manera. Es reinventar lo ya inventado. Como dijo Goethe: "La originalidad no consiste en decir cosas nuevas, sino en decirlas como si nunca hubiesen sido dichas por otro":





*****************************************************


5 comentarios:

  1. ¡Cuánta razón tienes, Karen! Me ha pasado muchas veces, que creo tener una idea original para una de mis novelas; ¿y qué pasa? Me encuentro que ya está patentada en la novela de otro autor.

    Yo me arriesgué con mis vampiros. Lo importante es mantener un estilo propio y un lenguaje literario que nos caracterice. :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo. Quizás esté todo escrito, pero cada uno tenemos un estilo a la hora de narrar las cosas y eso es lo que lo puede hacer único y original.
    Ya sabes mi opinión sobre Dhampyr, creo que tiene tu sello personal y original.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Karen por ser tu blog instructivo e interesante, te dejo un premio en el mío. ¡Ve a buscarlo!!!!
    http://elcodigoaural.blogspot.com/2013/05/nuevo-premio.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, preciosa!!! Ya mismo me paso a buscarlo!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Trailer de El ángel de la oscuridad

Sígueme en twitter

Wattpad

Goodreads

El ángel de la oscuridad